FELIPE BARRIENTOS, NUEVO ENTRENADOR DE LA SELECCIÓN CHILENA JUVENIL FEMENINA DE BALONMANO.

Juan Pablo Montes, Presidente de la Federación Chilena de Balonmano, ha contratado como nuevo entrenador del equipo Juvenil Femenino a Felipe Barrientos. Esta será la segunda vez que también el portero y Seleccionado nacional se hace cargo de una Selección femenina. (del 2012 al 2015 formó parte de la Selección Cadete Femenina, del 2016 al 2018 de la Selección Juvenil y ayudante de la Selección Junior Femenina).

Pero el Seleccionado no solamente ha tenido logros como jugador, sino que también como entrenador. Logró la medalla de plata en el panamericano juvenil en Buenos Aires 2018 y 18avo lugar del campeonato del mundo juvenil en Polonia 2018, logrando así el mejor ranking histórico del Balonmano femenino en participaciones mundialistas.

Conversamos con Felipe sobre su reintegro como entrenador a una Selección nacional, sus desafíos personales y colectivos y su visión sobre el balonmano nacional.

Felipe, ¿algunas palabras sobre tu reintegro a formar parte de la Selección nacional juvenil femenina?

Me hace mucha ilusión poder volver a trabajar a mi país. Estoy súper contento de poder reincorporarme a los trabajos de la selección chilena Juvenil femenina y con muchas ganas de poder aportar y empezar a trabajar, que si bien ya lo estamos haciendo de forma telemática, esperamos que pronto estemos en cancha, donde tanto nos gusta estar.

Esto también va de la mano de querer trabajar con gente joven, con gente que tenga ilusión de querer mejorar y para eso estamos aquí, para ayudarlas a mejorar y poder proyectar la mayor cantidad de jugadoras a la selección adulta y eso mismo las llevará a poder insertarse en un balonmano más competitivo y ojalá de forma profesional. Esto último sería fundamental para proyectar nuestro balonmano femenino.

También agradecer a esta nueva administración de la Federación Chilena de Balonmano, a su presidente Juan Pablo Montes por pensar en mi para poder volver a la selección como entrenador y trabajar en unas muy buenas condiciones, y por supuesto a Diego Soto, por considerarme y confiar en mi.

Independientemente que yo esté con la Selección Juvenil y ayudando con las categorías más grandes, unas de mis mayores motivaciones será trabajar de cara al gran objetivo que todos tenemos como deportistas chilenos en este momento que es SANTIAGO2023.

¿Cómo crees que será la preparación para el Mundial a fin de año?

Lo que respecta a la forma de trabajo y a las condiciones actuales la verdad es que estamos trabajando en una incertidumbre total. No hay claridad de un calendario de competición. Si bien hay posibilidades de competición y de retorno completo a entrenamiento, la verdad es que todavía no tenemos nada concreto.

Lo único que nos queda es estar presentes con las condiciones que tenemos, el teletrabajo y la comunicación a distancia con las jugadoras, tenerlas dentro de lo posible en mayor movimiento físico dentro de lo que se puede y a nivel motivacional, intentar hacer lo más llevadero posible con respecto a toda esta circunstancia.

Una vez que todo esto pase, esperamos que lo más pronto posible, ya nos encontraremos en cancha y por supuesto que estamos trabajando en un plan de retorno que va desde los aspectos con recomendaciones de la parte kinesiológica y la parte física y técnica-táctica. Esto estamos coordinando para nuestro primer objetivo, un retorno sin lesiones y gradualmente ir subiendo las cargas y la intensidad para poder llegar a un buen punto físico para afrontar las competencias que potencialmente nos toquen este año.

¿Cambiarás el modelo de juego?, ¿Quizás de pronto aplicar lo aprendido/hecho en España?

El trabajo de las juveniles va totalmente coordinado y encadenado al modelo de juego de la Selección Adulta, ya que es una etapa de transición y de mucho aprendizaje y de potenciar a jugadoras a nivel individual. Es el primer paso a la línea de juego que se quiere implementar de cara a Santiago 2023, por ende, el modelo de juego que se trabajará será el mismo o en gran parte parecido y de manera coordinada al que plantea el jefe técnico.

Por supuesto que esto tiene matices. Mis matices y los matices de las jugadoras. Sin duda le daré mis características y estilo y a mi equipo, como cualquier entrenador. Correr mucho, ser intenso, mucha carga de entrenamientos, aguerridas y luchadoras serán atributos de nuestras seleccionadas, esto lo pude recalcar y trabajar en mis años anteriores cuando estuve a cargo de la Selección.

Con respecto sobre aplicar cosas que aprendí en España, por supuesto. Hay mucho aprendizaje a todos los niveles durante estas dos temporadas que estuve en el balonmano español.

Vengo con ideas nuevas, con ideas mejoradas, también cosas por desechar. Uno de mis objetivos al momento de irme fue volver con una mejor versión en todos los aspectos y en lo particular yo me siento en una mejor versión respecto al año 2018, así que, en sí, habrá cambios en mi. También aplicaré lo aprendido por mi pasada como entrenador en el balonmano Zamora.

Mientras estuve en estas dos temporadas en España, en enero del 2019, logré sacar la titulación de entrenador nacional de la Real Federación Española de Balonmano (NIVEL 3), el cual te permite ejercer como entrenador de manera. Además, en enero del 2020, postulé al Master Couch, (NIVEL 4), de la Federación Europea, quedando aceptado, y estos 6 meses he tenido el proceso de formación de la Federación Europea a través de la real Federación Española; Ya entregué mi trabajo final y estoy a la espera del resultado final de la última evaluación. Que mejor haber aprovechado para poder optar a este título como entrenador profesional y sacar este cuarto nivel. No es muy común tenerlo en este lado del mundo. Estoy contento con ser el primer chileno en postular a esa titulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑